La adobera, lugar donde es visible la solidaridad comunitaria para la reconstrucción

Ubicada 6 km  al oriente de la cabecera comunal, la adobera acondicionada y trabajado por la comunidad de Santa María Nativitas Coatlán se ha convertido en el símbolo de la reconstrucción por medio de la solidaridad comunitaria, la organización y la inclusión.

Mujeres y hombres se trasladan desde las 05:30 de la mañana hacia la adobera para continuar con la producción de adobes. En este lugar se llevan a cabo los diferentes procesos y etapas en las que cada cuadrilla de trabajo se coordina para cumplir con el objetivo común, lograr la reconstrucción segura de las casas de la comunidad. 

Estos trabajos son actividades bien conocidas por la comunidad Mixe de Coatlán, sin embargo es en este proyecto de reconstrucción , que por primera vez participan las mujeres en varias de las tareas, como la criba de la tierra y el desmorone de estiércol; estas acciones  son indispensables en el proceso de producción para la elaboración de los adobes.

Ante  el trabajo pesado de la producción de adobes, las familias se han organizado para seguir con normalidad la vida en el hogar, las actividades del campo y escuelas e  incluso con las actividades que las autoridades convocan.

Mujeres, cribando tierra para los adobes.

 

Una de las actividades más importantes es el cribado de la tierra para la construcción de adobes, esta actividad es realizada por cuadrillas de mujeres junto a la preparación del estiércol. En este proceso  se limpia la tierra y se deja lista para moldearla en adobes. Por ser una actividad pesada las cuadrillas de mujeres se turnan la actividad para lograr una mejor producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *