COMUNALIDAD

Cerrando ciclos, a dos años del sismo

Santa María Nativitas Coatlán

Muchas gracias a todos los que han sido parte de este proyecto y que a través de este espacio han seguido los retos, avances, historias y aprendizajes de la Reconstrucción Social del Hábitat en Santa María Nativitas Coatlán. A dos años del sismo que impactó fuertemente en esta y muchas otras comunidades, la comunalidad y el compromiso de todos han hecho de este un proyecto que trasciende más allá de la reconstrucción, un trabajo que ha generado lazos fuertes en una comunidad que hoy tiene una visión de organización y bienestar basada en el conocer y comprender para transformar.

Hoy las 98 acciones de reconstrucción han sido completadas y las familias de Coatlán cuentan con viviendas que se adaptan a su forma de habitar.

Compartiendo resultados y aprendizajes

Reunión con aliados

Este mes Santa María Nativitas Coatlán recibió la visita de tres organizaciones clave en su proceso de reconstrucción: Fundación Merced, Fundación Alfredo Harp, y Fundación Kellogg, quienes presenciaron de primera mano el desarrollo humano y el compromiso comuntario presentes en cada una de las etapas de la “Reconstrucción Social del Hábitat”.

La atención al eje social por parte del equipo fue notaria en cada etapa del proceso reconstructivo con actividades y procesos que buscaron la participación organizada de la comunidad. Un primer ejemplo fue la preparación de los alimentos, labor que fue realizada por 19 familias que asistían constantemente a la Casa Comunal para picar, pelar, hervir y sazonar la comida del resto del equipo técnico-social.

Cocina de casa comunal

Al mismo tiempo, 16 familias participaron activamente y sin remuneración en el proceso de detallados y acabados de cada una de las viviendas en conjunto con el equipo de mujeres detallistas. Con esto queda claro que la participación comunitaria alcanza hasta el último eslabón en este proceso.

Detallado de viviendas

El Comité Comunitario continúa reuniendose de manera periódica, sirviendo como canal interlocutor entre las familias, y para gestiones administrativas con las autoridades municipales. Fue desde aquí en donde se decidió la programación diaria de actividades relacionadas a los acabados y la alimentación, actividades que ya se detallaron. También desde aquí se organizaron reuniones de seguimiento con las 27 familias beneficiarias para coordinar otras tareas como el reemplazo de las láminas de zinc por las de fibrocemento como refuerzo, y la descarga y traslado de materiales y agua a las familias más alejadas y de difícil acceso, así como el apoyo a las familias que tiene alguna enfermedad o discapacidad.

Comité Jugüiñ

Los detalles finales de las viviendas

Cuadrillas de mujeres detallistas fueron las responsables de dar los últimos acabados a las viviendas, estos consistieron en el alisado de las paredes y la impermeabilización de las construcciones.

Detallado de vivienda

Las estufas

Las estufas de las cocinas reconstruidas tienen las características de la vivienda tradicional Mixe, estas fueron diseñadas e instaladas junto al equipo técnico de FHMM y alumnos de la Universidad Iberoamericana.

Las estufas cuentan con un factor característico en su diseño que ahorra el uso de leña y mantiene el humo fuera de la casa, lo cual impacta directamente en la salud de las personas que habitan el espacio.

Muchas gracias a nuestros aliados por ser parte de la Reconstrucción Social del Hábitat

LA ADOBERA

Símbolo de comunalidad, auto gestión y desarrollo integral

Adobera

Desde sus inicios la construcción de la adobera en la comunidad de Santa María Nativitas Coatlán, fue un detonante de desarrollo social y económico, atendiendo a la necesidad de la construcción de adobes para preservar la vivienda tradicional Mixe y la construcción de viviendas para 98 familias que se adaptaran sus formas de habitar.

Hoy compartimos con mucha emoción el cierre de este espacio construido y trabajado en comunidad, con la elaboración de 152,554 adobes que han sido distribuidos en organización y solidaridad por todos los habitantes de la comunidad y cuyo proceso de construcción ha detonado una visión que va más allá de la reconstrucción.

Esta publicación está dedicada a todos aquellos que hicieron posible la construcción y realización de las metas de este espacio. La comunidad como líder, el equipo de FHMM con su acompañamiento integral y los aliados del proyecto, sin los cuales no hubiera sido posible la Reconstrucción Social del Hábitat que hoy está su recta final.

¿Cómo nació?

Como iniciativa del comité de reconstrucción, también llamado Jugiiñ (Avispa Solitaria en lengua Mixe, comúnmente llamada embarradora de lodo que fabrica sus casas con tierra), se convocó a la comunidad a un tequio en el terreno donde se construirían los adobes para iniciar la preparación del sitio, realizar actividades de limpieza y el retiro de material vegetal, siempre con acciones cuidadosas para evitar un impacto ecológico negativo en el medio ambiente.

*La importancia de los tequios en la comunidad Mixe

Un tequio es un trabajo colectivo no remunerado que todo vecino de un pueblo debe a su comunidad. Es un uso y costumbre indígena que con diversos matices y fuerza continúa arraigado en la Sierra Mixe.

La limpieza manual del terreno para la construcción de los adobes fue esencial debido a que la retro excavadora no tenía  alcance en ciertos espacios por la vegetación y el proyecto cuida tener el mínimo impacto ambiental en la comunidad.

El proceso de construcción

Tipología de adobes y construcción

Para conocer las cualidades estructurales de los adobes de la comunidad, se realizó un muestreo de cinco tipos distintos, los cuales fueron seleccionados por su calidad, resistencia, tipo de tierra (los pobladores reconocen tres: Blanca, roja y negra) y “receta” realizada por cada familia. Una vez obtenidos los resultados del laboratorio, se identificaron los tres mejores adobes respecto a la resistencia de compresión, módulo de ruptura y densidad.

El adobe que tuvo mejores resultados fue el obtenido de la vivienda más antigua de la comunidad, pieza que conservaba la medida tradicional de 30×40 cms y estaba realizada con tierra roja.

“Hemos modificado la forma de construir nuestras casas. Queremos regresar a cómo las hacían nuestros abuelos” .

Santa María Nativitas Coatlán

El trabajo

14 mese se operación en un terreno de aproximadamente 1.7 hectáreas.

Ubicada 6 km  al oriente de la cabecera comunal, la adobera acondicionada y trabajada por la comunidad de Santa María Nativitas Coatlán, se convirtió en el símbolo de la reconstrucción por medio de la solidaridad comunitaria, la organización y la inclusión.

Mujeres y hombres se trasladaban desde las 05:30 de la mañana hacia la adobera para continuar con la producción de adobes. En este lugar se llevaron a cabo los diferentes procesos y etapas en las que cada cuadrilla de trabajo se coordinó para cumplir con el objetivo común, lograr la reconstrucción segura de las casas de la comunidad. 

Mujeres adoberas de Santa María Nativitas Coatlán

Estos trabajos eran actividades bien conocidas por la comunidad Mixe de Coatlán, sin embargo fue en este proyecto en el que por primera vez participaron las mujeres en varias de las tareas, como la criba de la tierra y el desmorone de estiércol; estas acciones fueron indispensables en el proceso de producción para la elaboración de los adobes.

Ante  el trabajo pesado de la producción de adobes, las familias se organizaron para seguir con normalidad la vida en el hogar, las actividades del campo y escuelas e  incluso con las actividades que las autoridades convocaban.

El difícil acceso, las lluvias y cambios repentinos de clima fueron obstáculos que con compromiso, organización y solidaridad se sobrepasaron para cumplir la meta que hoy es una realidad.

Logros

¡Muchas gracias a nuestros aliados por ser parte de la Reconstrucción Social del Hábitat!

Aliados

La recta final de la Reconstrucción Social del Hábitat

Afinando detalles y cumpliendo compromisos

Nos encontramos en la recta final de la reconstrucción de 98 viviendas en la comunidad de Santa María Nativitas, Coatlán con grandes resultados no solo en el cumplimiento de las acciones de reconstrucción, llevadas a cabo gracias a la comunidad, el equipo de FHMM y todos nuestros aliados en el proyecto, sino en el empoderamiento, organización y visión de una comunidad que a más de un año del comienzo del proyecto, es más fuerte y organizada que nunca, con una visión de desarrollo integral y bienestar para el futuro.

Testimonios de empoderamiento y organización

“Me asombro mucho de que este proyecto haya quedado aquí, pues se recorrieron muchas comunidades seguramente, pero al final el proyecto quedó aquí y eso me da mucho gusto pues hay trabajo para hombres y mujeres. Aquí mucha gente sale para trabajar fuera y ahora están aquí con sus familias, se pueden ver todos los días, así que el recurso que está quedando aquí ayuda mucho económicamente y claro que eso promueve la convivencia entre las familias y el pueblo porque hay veces que también hay que aportar a la comunidad para fines comunes y ahora el trabajo nos favorece.”

 -Carina Patricio

“Este proyecto está ayudando mucho, porque para construir una casa uno mismo es muy trabajoso y mucho gasto y este proyecto está ayudando en ello. “

Sirenia de Jesús

“Es un bien para una familia como la mía, para el futuro pues tendremos bienestar. Ya se ve en mi casa que está hecho, ya se cumplió lo que se dijo, lo que se comprometió y pues nosotros lo hemos logrado con esfuerzos.”

Faustino Victoriano

“La neta para mí este proyecto está de maravilla, porque yo soy de Michoacán y mi esposa es de este bonito pueblo y he aprendido mucho sobre los trabajos de hacer adobe, y pues yo pienso que eso beneficia mucho por el aprendizaje y la experiencia que me servirá para si voy a otro lugar ya saber cómo se hace el trabajo. Algún día regresaré a mi pueblo a presumir de este trabajo en el que he participado.”

Froylan Moreno

La adobera, un espacio que ha detonado la construcción de capacidades y el empoderamiento de la comunidad

Continuamos los envíos de adobe a la comunidad. El mes de abril  cerramos con un total de 87 familias con adobe suministrado, restando 11 familias a quienes falta entregarles el 100 % de sus adobes para la reconstrucción.

Adobera

A la fecha se han producido más de 129, 200 adobes, faltando 15,800 para lograr la meta de 145,000 unidades. 

Este mes realizamos una visita a la adobera con alumnos de secundaria y el 6° grado de primaria de la comunidad, en donde se contó la historia de la adobera y su proceso productivo de inicio a fin. 

De 56 alumnos que asistieron, solo 9 habían visitado la adobera antes por alguna u otra razón. Maestros y alumnos quedaron impresionados con la labor de las adoberas y adoberos.

Alumnos en la adobera
Alumnos en la adobera

Testimonios de la adobera

“Me siento alegre por tener un trabajo que nunca había pensado tener, ahí lo que hacemos es cribar tierra, desmoronar estiércol que es lo que se transforma en adobe, creo que nuestro trabajo es importante para la producción del adobe porque primero la retroexcavadora saca la tierra pero con piedras y entonces nosotras dejamos listas la tierra sin piedra para que que no se lastimen los varones. “

Elsa Cornelio

Acciones de reconstrucción

El mes de abril entraron en intervención 37 acciones de reconstrucción enfocadas al levantamiento de muros para posteriormente iniciar los procesos de armado de techumbre, pisos firmes, carpintería e instalaciones eléctricas.
Nos encontramos en el proceso de detalle de las cadenas de cerramiento que se encuentran en la parte de arriba de las viviendas, para posteriormente aplicarles un tono de pintura adecuado al color del adobe. Este detalle, consiste en perfilar dichas cadenas, quitando los sobrantes. Así mismo, continuamos delineando las marcas que definen cada pieza de adobe en toda la integridad de los muros.

Se ha iniciado la construcción de estufas ecológicas para la reconstrucción de cocinas, estas optimizan el ahorro de leña, aprovechando de manera eficiente el recurso gracias a la conexión entre los fogones que las conforman, además de reducir y dirigir el humo a través de una chimenea hacia el exterior, evitando así las enfermedades respiratorias. 

Actualmente se han edificado 9 estufas de 43. 

¡Muchas gracias a nuestros aliados! Juntos construimos el mundo en el que queremos vivir

Un liderazgo organizado y sostenible

Promoviendo procesos y actividades para el impulso a la participación organizada de la comunidad

Desde la metodología basada en el desarrollo Humano de FHMM el proyecto “Reconstrucción Social del Hábitat” promueve procesos y actividades que impulsan la participación organizada de la comunidad, canalizando inquietudes y facilitando las gestiones que involucran la participación de autoridades locales y actores claves a nivel comunitario

Nos encontramos en la última fase del programa, trabajando de la mano de la comunidad con dinamismo, compromiso y energía para atender las necesidades técnicas y sociales de esta etapa.

El trabajo de más de un año se ve reflejado en los grandes avances de la reconstrucción de viviendas de las 98 familias afectadas en los sismos de septiembre del 2017

Participación comunitaria por un objetivo común

En esta última fase, el liderazgo de las mujeres del comité Jugüiñ ha sido fundamental para motivar, organizar y contener a las familias de Coatlán. Dentro de las actividades más importantes del comité, se encuentran el seguimiento de asistencia a las descargas de adobes, la motivación a cooperaciones voluntarias para gastos de la comunidad como los mensajes generales que se vocean diariamente, entre otras.

Seguimiento a asistencia de descarga de adobes
El comité se encarga de la alimentación del equipo técnico y social

Niños, adultos y personas de la tercera participan recolectando estiércol en diversos espacios del pueblo para poder venderlo y generar recursos en esta última fase del proyecto.

La comunidad liderando los procesos

Representantes del Comité (Presidenta, Secretaria y Vocal) acudieron a la cita con la Presidenta Municipal de Tehuantepec para compartir el proyecto de Reconstrucción Social del Hábitat y ser testigos de la firma del convenio de colaboración entre su comunidad y el municipio.

Seguimos adelante con el proyecto, consolidando la participación de la comunidad.

Muchas gracias a nuestros aliados por ser parte de la Reconstrucción Social del Hábitat

Una nueva visión a partir de la reconstrucción

La organización y compromiso de la comunidad y nuestros aliados han detonado una nueva visión de gestión comunitaria e igualdad de género que va más allá de la reconstrucción de viviendas…

Asamblea comunitaria liderada por el comité Jugüiñ
Trabajo y convivencia de mujeres y hombres en la adobera

Creación de empleos

A partir del programa de Reconstrucción Social del Hábitat se han generado 101 empleos temporales en la adobera y 109 en los trabajos de la obra civil. Estos empleo han sido una tarea de enseñanza-aprendizaje donde muchos hombres y mujeres aprendieron nuevas técnicas constructivas, de igual forma el conocimiento que yace en la comunidad en términos constructivos ha nutrido la implementación de los trabajos.

Cribado de tierra en la adobera

Desde el inicio del programa se identificaron a trabajadores que desearan incorporarse con disciplina y constancia, por lo que a ello se sumaron oficiales, albañiles, medios oficiales y ayudantes para la obra civil y para la construcción de cimentaciones, levantamiento de muros y colocación de techumbres.

Al mismo tiempo se generaron otros empleos como motosierristas, operadores de vehículos para fletes, trabajadores de carpintería y herrería y  empleos más eventuales como, detallistas, donde participaron más de 30 mujeres durante dos semanas.

La adobera y su impacto en la igualdad de género


En este periodo, el grupo de mujeres adoberas participaron en una sesión de trabajo para construir una línea del tiempo de su trayectoria como mujeres y adoberas en el proyecto, donde identificaron un presente con trabajo para hombres y mujeres por igual, lo cual ha generado mayor convivencia y felicidad.

Consideran que actualmente hay mayor organización entre las personas, así como apoyo. También mencionaron que la entrada de recurso ha contribuido a una equidad de género en cuanto a las labores, pues pueden participar tanto hombres como mujeres en los mismos espacios.

En cuanto al futuro, ellas se vislumbran como mujeres que permanecerán en su comunidad buscando formas para sacar adelante a sus hijos y en general a sus familias, por lo que consideran primordial mantener esa organización en grupos para buscar formas de generación de ingresos a través del trabajo en equipo y la participación de las mujeres en las decisiones de la comunidad.

Avances

Nos da mucha alegría compartir que se han completado al día de hoy todos los trazos y cimentaciones de las 98 familias participantes en el programa. Cada proceso completado, cada reto superado y cada logro nos llevan a resultados palpables y nos acercan cada vez más al objetivo que nos une, generar viviendas seguras para la comunidad de Coatlán que se adapten a sus formas de habitar.

Testimonios

” Desde mi punto de vista ha sido un trabajo bueno, he aprendido cosas nuevas que no sabía, anteriormente las casas las hacíamos de una sola manera ahora sé que se pueden hacer otra forma, más reforzadas”.

Fortino Faustino
Oficial Albañil
Muchas gracias a nuestros aliados por sumarse a la Reconstrucción Social del Hábitat

Recibimos este año nuevo con un gran compromiso y valiosos resultados

Recibimos este 2019 con una gran emoción de compartir los avances y testimonios del proyecto. Una muestra de los resultados que han generado el gran compromiso de la comunidad, el equipo de FHMM y nuestros aliados.

Testimonios

“Es un buen proyecto, porque ha generado empleos para hombres y mujeres rompiendo un poco la tradición o el punto de vista que dice que sólo los hombres pueden trabajar y se demostró que las mujeres tienen las capacidades de trabajar y superarse. ” – Osbel Juárez

 

“Mi casa ya estaba dañada y creo que ahora va quedar bonita la futura casa, veo que la Fundación está apoyando y pues es importante para tener una vivienda reforzada y pues la gente se está organizando y trabajando en conjunto.”-Emilia Juárez

Avances

78,070  adobes construidos en comunidad.

27 viviendas terminadas: 20 acciones de dormitorio, 6 acciones de cocina y 1 acción de dormitorio + cocina parcial.

45 viviendas en proceso de cimentación.

15 viviendas en proceso de trazo y excavación.

220 actividades comunitarias  con una participación de 87 familias que han iniciado algún proceso para la reconstrucción de sus viviendas como limpieza de sus terrenos, apoyo a la cimentación, relleno de cepas, dotación de madera y planchones para la estructura, acarreos de materiales, entre otras.

54 asambleas comunitarias a lo largo del programa.

Campaña “Iluminemos Coatlán”

En el marco de la celebración “Un día para dar”, se lanzó la campaña de donación en línea “Iluminemos Coatlán”, con el fin de concientizar a la población sobre la cultura de donación y recaudar fondos para la instalación eléctrica de las viviendas reconstruidas en el programa.

Conoce la campaña y ayúdanos con tu aportación  a superar la meta en este enlace:

https://donadora.mx/campanas/iluminemos-coatlan

https://donadora.mx/campanas/iluminemos-coatlan
Iluminemos Coatlán

 

¡Muchas gracias a nuestros aliados por sumarse a la Reconstrucción Social del Hábitat!