Una nueva visión a partir de la reconstrucción

La organización y compromiso de la comunidad y nuestros aliados han detonado una nueva visión de gestión comunitaria e igualdad de género que va más allá de la reconstrucción de viviendas…

Asamblea comunitaria liderada por el comité Jugüiñ
Trabajo y convivencia de mujeres y hombres en la adobera

Creación de empleos

A partir del programa de Reconstrucción Social del Hábitat se han generado 101 empleos temporales en la adobera y 109 en los trabajos de la obra civil. Estos empleo han sido una tarea de enseñanza-aprendizaje donde muchos hombres y mujeres aprendieron nuevas técnicas constructivas, de igual forma el conocimiento que yace en la comunidad en términos constructivos ha nutrido la implementación de los trabajos.

Cribado de tierra en la adobera

Desde el inicio del programa se identificaron a trabajadores que desearan incorporarse con disciplina y constancia, por lo que a ello se sumaron oficiales, albañiles, medios oficiales y ayudantes para la obra civil y para la construcción de cimentaciones, levantamiento de muros y colocación de techumbres.

Al mismo tiempo se generaron otros empleos como motosierristas, operadores de vehículos para fletes, trabajadores de carpintería y herrería y  empleos más eventuales como, detallistas, donde participaron más de 30 mujeres durante dos semanas.

La adobera y su impacto en la igualdad de género


En este periodo, el grupo de mujeres adoberas participaron en una sesión de trabajo para construir una línea del tiempo de su trayectoria como mujeres y adoberas en el proyecto, donde identificaron un presente con trabajo para hombres y mujeres por igual, lo cual ha generado mayor convivencia y felicidad.

Consideran que actualmente hay mayor organización entre las personas, así como apoyo. También mencionaron que la entrada de recurso ha contribuido a una equidad de género en cuanto a las labores, pues pueden participar tanto hombres como mujeres en los mismos espacios.

En cuanto al futuro, ellas se vislumbran como mujeres que permanecerán en su comunidad buscando formas para sacar adelante a sus hijos y en general a sus familias, por lo que consideran primordial mantener esa organización en grupos para buscar formas de generación de ingresos a través del trabajo en equipo y la participación de las mujeres en las decisiones de la comunidad.

Avances

Nos da mucha alegría compartir que se han completado al día de hoy todos los trazos y cimentaciones de las 98 familias participantes en el programa. Cada proceso completado, cada reto superado y cada logro nos llevan a resultados palpables y nos acercan cada vez más al objetivo que nos une, generar viviendas seguras para la comunidad de Coatlán que se adapten a sus formas de habitar.

Testimonios

” Desde mi punto de vista ha sido un trabajo bueno, he aprendido cosas nuevas que no sabía, anteriormente las casas las hacíamos de una sola manera ahora sé que se pueden hacer otra forma, más reforzadas”.

Fortino Faustino
Oficial Albañil
Muchas gracias a nuestros aliados por sumarse a la Reconstrucción Social del Hábitat

Recibimos este año nuevo con un gran compromiso y valiosos resultados

Recibimos este 2019 con una gran emoción de compartir los avances y testimonios del proyecto. Una muestra de los resultados que han generado el gran compromiso de la comunidad, el equipo de FHMM y nuestros aliados.

Testimonios

“Es un buen proyecto, porque ha generado empleos para hombres y mujeres rompiendo un poco la tradición o el punto de vista que dice que sólo los hombres pueden trabajar y se demostró que las mujeres tienen las capacidades de trabajar y superarse. ” – Osbel Juárez

 

“Mi casa ya estaba dañada y creo que ahora va quedar bonita la futura casa, veo que la Fundación está apoyando y pues es importante para tener una vivienda reforzada y pues la gente se está organizando y trabajando en conjunto.”-Emilia Juárez

Avances

78,070  adobes construidos en comunidad.

27 viviendas terminadas: 20 acciones de dormitorio, 6 acciones de cocina y 1 acción de dormitorio + cocina parcial.

45 viviendas en proceso de cimentación.

15 viviendas en proceso de trazo y excavación.

220 actividades comunitarias  con una participación de 87 familias que han iniciado algún proceso para la reconstrucción de sus viviendas como limpieza de sus terrenos, apoyo a la cimentación, relleno de cepas, dotación de madera y planchones para la estructura, acarreos de materiales, entre otras.

54 asambleas comunitarias a lo largo del programa.

Campaña “Iluminemos Coatlán”

En el marco de la celebración “Un día para dar”, se lanzó la campaña de donación en línea “Iluminemos Coatlán”, con el fin de concientizar a la población sobre la cultura de donación y recaudar fondos para la instalación eléctrica de las viviendas reconstruidas en el programa.

Conoce la campaña y ayúdanos con tu aportación  a superar la meta en este enlace:

https://donadora.mx/campanas/iluminemos-coatlan

https://donadora.mx/campanas/iluminemos-coatlan
Iluminemos Coatlán

 

¡Muchas gracias a nuestros aliados por sumarse a la Reconstrucción Social del Hábitat!

Constancia y organización, pilares esenciales de la Reconstrucción Social del Hábitat

 La participación constante de los beneficiarios en  la aportación de materiales de construcción recuperados, (maderas para cimbra, láminas),  la recolección y trabajo de madera para las estructuras del techado,  la mano de obra de descarga, distribución y construcción, entre otras, son esenciales para llevar a cabo el proyecto de  reconstrucción en Santa María Nativitas, Coatlán.

El equipo de FHMM acompaña a las familias de Coatlán en el desarrollo del proyecto, siempre con el diálogo y organización comunitaria como base de toda acción.

Organización

Como parte de las líneas de acción de las estrategias de reconstrucción dialogadas en asamblea y analizadas por el comité comunitario Juguiñ, se formaron y validaron 3 Brigadas de Apoyo para las descargas y acarreos, distribuidos en la Zona Norte, Centro y Sur de la comunidad.

Cada brigada está formada por un aprox. de 31 personas, las cuales participan en la descarga y distribución de materiales en su zona designada, realizando 3 viajes por día, con la mayor frecuencia posible. Cada viaje transporta a los terrenos de las familias beneficiadas un aprox. de 450 adobes y la reconstrucción de cada casa requiere un aprox. de 1300 adobes (3 viajes).

Maderas locales para la reconstrucción

La construcción tradicional de las casa de la comunidad respeta el uso de materiales locales, siempre con acciones conscientes que tengan un mínimo impacto ambiental en los recursos naturales de la región. Las maderas utilizadas para la reconstrucción de las casas vienen de árboles locales como el ocote, el nopo,  el cedro, el  marinero y el palo de estrella.

El proceso de recolección de madera se rige bajo la norma de las autoridades locales de bienes comunales que coordinan los temas agrarios de la región y supervisan el uso de árboles locales para el uso de reconstrucción de la comunidad.

 

Gracias por ser parte del proyecto

 

Agradecemos el apoyo de todos nuestros aliados en este proyecto. Fundación ADO, Fundación Privada Solidaridad y Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, gracias por ayudarnos a construir el mundo en el queremos vivir.

 

 

 

Estrategias para la Reconstrucción Social del Hábitat

El eje social de la “Reconstrucción Social del Hábitat” promueve procesos y actividades que impulsan la participación organizada de la comunidad. La gestión del proyecto involucra a todos los actores de la comunidad; familias y autoridades canalizan inquietudes juntos y facilitan la participación a través de procesos de desarrollo humano.

En las asambleas recurrentes de la comunidad, lideradas por el comité de reconstrucción comunitario”Jugiñ”, se consolidaron estrategias de trabajo en las cuales participan las familias de la comunidad en diferentes tareas. Estas estrategias han sido esenciales para lograr el gran avance que hoy podemos cuantificar.

Estrategias de trabajo comunitario:

-Ubicación de acciones en el mapa.

-Organización de brigadas (equipos de familias) de descarga y acarreo, validadas en asamblea: Se fotografía a cada  brigada para documentar y dar seguimiento.

-Concentrado de nombres y  aportaciones de asamblea en materiales visibles a toda la comunidad.

-Agenda visible para el equipo interno donde semanalmente se actualiza  de acuerdo al personal de mano de obra, el avance de preliminares de la familia y el acceso.

Se han llevado a cabo 19 descargas de adobe con la participación  de las familias involucradas en el proyecto y  7 descargas de material de construcción, la participación de diferentes familias se basa en  su disposición geográfica y vecinal dentro de la comunidad.

 

Solidaridad y organización para tareas de reconstrucción

Como parte de la estrategia, la comunidad se ha organizado para la alimentación del equipo técnico-social. Las familias toman roles por cierto tiempo para encargarse de los alimentos del equipo.

Acciones de reconstrucción

 

  • 14716 adobes construídos en comunidad.

  • familias beneficiadas con la reconstrucción de sus dormitorios, con los siguientes procesos realizados:

Trazo 100%

Excavación 100%

Estructura  100%

Relleno Muros de adobe 100%

Cadena de remate 100%

Estructura de madera 20%

  • 6 familias  beneficiadas con la reconstrucción de sus dormitorios, con los siguientes procesos realizados:

    Trazo 100%

    Excavación 100%

  • 3 familias beneficiadas con la reconstrucción de dormitorio y cocina parcial, con los siguiente procesos realizados:

     Trazo 100%

    Excavación 100%

    *Procesos realizados para dormitorio

  • 3 familias beneficiadas con la reconstrucción de cocina, con los siguientes procesos realizados:

     Trazo 100%

    Excavación 100%

Retos y logros

El proyecto tiene como principal eje la organización y participación comunitaria, el respeto a los usos y costumbres de la vivienda tradicional, el cuidado al medio ambiente y el diálogo con el acompañamiento de FHMM como facilitadores del proceso.  Diariamente se enfrentan retos en la organización y diálogo entre la comunidad y otras comunidades aledañas, retos que con trabajo y respeto superamos para celebrar los logros de la construcción del mundo en el que queremos vivir.

La adobera, lugar donde es visible la solidaridad comunitaria para la reconstrucción

Ubicada 6 km  al oriente de la cabecera comunal, la adobera acondicionada y trabajado por la comunidad de Santa María Nativitas Coatlán se ha convertido en el símbolo de la reconstrucción por medio de la solidaridad comunitaria, la organización y la inclusión.

Mujeres y hombres se trasladan desde las 05:30 de la mañana hacia la adobera para continuar con la producción de adobes. En este lugar se llevan a cabo los diferentes procesos y etapas en las que cada cuadrilla de trabajo se coordina para cumplir con el objetivo común, lograr la reconstrucción segura de las casas de la comunidad. 

Estos trabajos son actividades bien conocidas por la comunidad Mixe de Coatlán, sin embargo es en este proyecto de reconstrucción , que por primera vez participan las mujeres en varias de las tareas, como la criba de la tierra y el desmorone de estiércol; estas acciones  son indispensables en el proceso de producción para la elaboración de los adobes.

Ante  el trabajo pesado de la producción de adobes, las familias se han organizado para seguir con normalidad la vida en el hogar, las actividades del campo y escuelas e  incluso con las actividades que las autoridades convocan.

Mujeres, cribando tierra para los adobes.

 

Una de las actividades más importantes es el cribado de la tierra para la construcción de adobes, esta actividad es realizada por cuadrillas de mujeres junto a la preparación del estiércol. En este proceso  se limpia la tierra y se deja lista para moldearla en adobes. Por ser una actividad pesada las cuadrillas de mujeres se turnan la actividad para lograr una mejor producción.

¡Tequios comunitarios para la reconstrucción!

La reconstrucción de Santa María Nativitas Coatlán sigue avanzando  con la comunidad como protagonista y el diálogo como base.

Construcción de adobera para la producción de adobes tradicionales

Como iniciativa del comité de reconstrucción, también llamado Jugiiñ (Avispa Solitaria en lengua Mixe, comúnmente llamada embarradora de lodo que fabrica sus casas con tierra), se convocó a la comunidad a un tequio en el terreno donde se construirán los adobes para iniciar la preparación del sitio, realizar actividades de limpieza y el retiro de material vegetal, siempre con acciones cuidadosas para evitar un impacto ecológico negativo en el medio ambiente.

*Los tequios son acciones colectivas para un bien común. Estas son de mucha importancia en el proyecto ya que mantienen unida y comprometida a la comunidad.

 

La limpieza manual del terreno para la construcción de los adobes ha sido esencial debido a que la retro excavadora no tiene alcance en ciertos espacios por la vegetación y el proyecto cuida tener el mínimo impacto ambiental en la comunidad. Hoy ya contamos con un terreno suficientemente nivelado para la producción de los adobes

.

 

También por iniciativa del  comité de reconstrucción, integrado en su mayoría por mujeres,  se decidió construir un brasero en la casa comunal para facilitar los roles de alimentación del equipo de trabajo. El brasero es el fogón tradicional Mixe y se realiza con una mezcla de tierra y agua, conformando el comal de las tortillas y espacios para hervir frijoles y otros alimentos.

Tipología de adobes y construcción

 

La propuesta por adoberos expertos de la comunidad fue que de 5 personas que conforman la cuadrilla, 2 personas preparen la mezcla, 2 personas acarreen la tierra para su preparado, y 1 persona sea  auxiliar.

Para conocer las cualidades estructurales de los adobes de la comunidad, se realizó un muestreo de cinco tipos distintos, los cuales fueron seleccionados por su calidad, resistencia, tipo de tierra (los pobladores reconocen tres: Blanca, roja y negra) y “receta” realizada por cada familia. Una vez obtenidos los resultados del laboratorio, se identificaron los tres mejores adobes respecto a la resistencia de compresión, modulo de ruptura y densidad.

El adobe que tuvo mejores resultados fue el obtenido de la vivienda más antigua de la comunidad, pieza que conservaba la medida tradicional de 30×40 cms y estaba realizada con tierra roja. Esto confirmó lo que los pobladores ya nos habían compartido en asamblea:

“Hemos modificado la forma de construir nuestras casas. Queremos regresar a cómo las hacían nuestros abuelos” .

Cimientos para casa sólidas

Se iniciaron los trazos para nivelación y cimentación de 20 familias que sufrieron el colapso total de sus viviendas. Después de realizar la sesión de diseño participativo, las familias asumen el compromiso de nivelar su solar para realizar el trazo.

Durante este proceso, cuidamos que la ubicación de la vivienda se haga de forma segura evitando las laderas, fallas geológicas y terreno con tendencia a hundimientos y deslizamientos. Una vez realizado el trazo, las familias se organizan para realizar la excavación para la cimentación y los contrafuertes, siendo uno de los compromisos de aportación durante el proyecto.